Trilogía Versos, canciones y trocitos de carnes. César Pérez Gellida


¡Cojonudo!, dicen lxs españolxs. Y yo adopto esta expresión como tantas otras de Ramiro Sancho.

Me gustan mucho este tipo de novelas, así que me devoré las tres en menos de una semana, porque todo ayudaba: mis propias circunstancias, una buena trama, unos personajes bien construidos y sobre todo sostenidos a lo largo de la trilogía, los escenarios, las historias secundarias, en fin, ¡cojonudo!

Memento mori





Dies irae




Consummatum est





César Pérez Gallida. Memento mori. Dies irae. Consummatum est. Suma de letras

Resumen de la editorial:
La investigación del cruento asesinato de una joven ecuatoriana que aparece junto a unos misteriosos versos ocupa las primeras páginas de Memento mori, el inicio de la trilogía y el inicio de la historia del asesino más narcisista y más peculiar que ha pasado por las páginas de un libro desde hace mucho tiempo: Augusto Ledesma.
Sin embargo, para combatir sus pecados aparece con pericia su antagonista, el inspector Ramiro Sancho, para el que los brutales crímenes se acabarán convirtiendo en una completa obsesión.
Así, en un juego peligroso en el que la música, la literatura y la violencia más pura se mezclan sin rubor, estos personajes viajarán, no solo a través de la Península, sino de toda Europa, en un intento de saldar -cada cual a su manera- sus deudas consigo mismos y con sus respectivos pasados.


0 comentarios: