Elena sabe. Claudia Piñeiro


Cuando hace unos días me compré los dos libros que me faltaban leer de Claudia Piñeiro, lo hice por tres razones: porque son momentos de bancar a Claudia, porque esta colección es bien económica y porque me gustaron mucho todas sus novelas. Lo que no sabía es que me iba a encontrar, en Elena sabe, con el tema del momento. Y eso es todo lo que puedo decir sin spoilear; incluso me guardo unos cuantos párrafos subrayados para otra ocasión.

Lo que sí puedo decir: en la literatura de Claudia podemos encontrar en diversas formas el tema de la maternidad. Esta no es la excepción. 

La novela transcurre lenta (como los pasos de Elena) pero no pesadamente; se nota en ella un trabajo minucioso (como en todos los de Claudia) por comprender y poder transmitir los engranajes del Parkinson, la relación con el cuerpo enfermo, las obras sociales, las relaciones no idílicas entre madres e hijas, entre otros. Y luego "el" tema. Digo nada más, semicitando a Claudia: gente que va forzando los dogmas aprendidos hasta llegar al cuerpo de los otros, de las otras. 








Claudia Piñeiro. Elena sabe. Alfaguara, 2018 (2007)

Resumen de la editorial:
Poco después de que Rita aparece muerta en la iglesia que suele frecuentar, la investigación se da por cerrada, y su madre es la única que no renuncia a esclarecer el crimen. Pero jaqueada por la enfermedad, es también la menos indicada para encabezar la búsqueda del asesino. Un penoso viaje de los suburbios a la capital, una vieja deuda de gratitud, una conversación reveladora.
Una novela que desnuda los secretos de sus personajes y la facetas ocultas del autoritarismo y la hipocresía que conforman nuestra sociedad.

Bajo este sol tremendo. Carlos Busqued


No es tremendo el sol en estos días invernales. Y excepto el sol, nada parece tremendo para los tres personajes principales de esta novela. Sin embargo todo lo que sucede en ella es tremendo.

Lo poderoso de esta historia es que no parece haber ningún tipo de reacción ante nada: las muertes, las violaciones, las torturas, los delitos de distinta laya. Todo transcurre. Mecánicamente. Con el sonido de fondo de los documentales del Discovery Channel. Con la atmósfera húmeda y asfixiante de ciertas zonas del país. Sin sentimientos, sin reflexiones morales. Agobiante, poderosa novela de Busqued.

Carlos Busqued. Bajo este sol tremendo. Anagrama, 2018 (2009)

Resumen de la editorial
Cetarti está hundido en la nada. Sin trabajo ni propósito, pasa sus días encerrado viendo la televisión y fumando porros hasta que un desconocido le informa de que su madre y su hermano han sido asesinados a escopetazos. Viaja a Lapachito, el derruido pueblo donde vivía su madre, para hacerse cargo de los cadáveres. Allí, conoce a Duarte, antiguo militar, albacea y amigo del asesino de su madre, y a Danielito. El derrotero de Cetarti incluirá las chapuzas ilegales para cobrar un seguro y la nebulosa complicidad en los oscuros negocios de Duarte. Es una novela poderosa, sin reflexiones psicológicas ni demasiados datos concretos del porqué de la anestesia emocional de sus protagonistas, que recuerda el territorio de algunas películas de los hermanos Coen. Está construida desde el relato de las acciones de estos outsiders casi absolutos, sin guiños generacionales ni discursos éticos o políticos sobre la tortura, el crimen, la culpa, el vacío existencial o la historia reciente del país. Y, sin embargo, estos temas asoman en la trama, golpeando la narración como chocan los insectos contra el parabrisas de los coches que conducen Cetarti, Duarte y Danielito en sus viajes a la nada.

Pantalones azules. Sara Gallardo


En esta novela de Sara Gallardo encontramos la historia de un joven estudiante, militante fascista y antisemita que se cruza con una mujer judía mientras su novia está de vacaciones. Transcurre en los meses de verano de algún año de la década de 1950.

Con esos ingredientes, Sara construye una novela preciosa y unos personajes precisos. Tenía una cualidad exquisita para, con una malicia que me encanta, describir y descubrirnos los pensamientos y comportamientos de personas de distintos sectores sociales de una época.

Bienvenida la reedición de los libros de Sara Gallardo.



Sara Gallardo. Pantalones azules. Fiordo, 2016 (1963)

Resumen de la editorial
Pantalones azules es una novela de apariencia engañosamente simple. Como ha señalado Leopoldo Brizuela, cincuenta años después de su primera publicación «se revela como el recuento de un proceso infinitamente más sutil» que un encuentro de amor imposible, clave en la que fue leída por sus contemporáneos. Por el contrario, Pantalones azules es una historia de múltiples desengaños: los de Alejandro, el joven protagonista de familia bien, católico y antisemita, que encuentra los límites de sus convicciones al conocer a Irma, una inmigrante de madre judía que ha perdido a sus padres en la guerra europea; los de Irma, que recibe de Alejandro no la compasión sino la brutalidad inhumana de aquellas convicciones; los de Elisa, la novia virgen de Alejandro que debe decidir su posición en la estructura familiar patriarcal y asumir o no su rol de futura esposa sometida a las violencias tácitas de su prometido. Pero más aún que una historia de amor y desengaño, Pantalones azules es una representación prodigiosa, por su frescura y su vitalidad, de las distancias que median en un mismo tiempo y lugar entre grupos sociales, culturas, generaciones y géneros. Ejemplo cabal de la extraordinaria capacidad de Sara Gallardo para dar vida a sus personajes con sabiduría, humor, algo de malicia y una sorprendente economía de recursos, esta segunda novela de la autora amplía también su mirada sobre el paisaje: el campo, la ciudad y el río se encuentran representados aquí con una justeza inusual, posible solo en quien ha sentido el paisaje y el lenguaje como una amalgama única, característica definitiva de sus obras.
Publicada por primera vez en 1963, Pantalones azules circuló escasamente desde entonces. Fiordo se enorgullece de acercar otra vez a los lectores esta estupenda novela de una de las más grandes escritoras argentinas.

Una misma noche. Leopoldo Brizuela



Ufffffffffff. Me cruzo bastante seguido últimamente con novelas en las que sus protagonistas observan su mundo cotidiano con cierto espanto: ellos, o sus vecinos, o sus familiares fueron o son capaces de pequeñas atrocidades.

Leopoldo Brizuela relata aquí la búsqueda por comprender un episodio de la última dictadura militar, de esos que permiten entender por qué tanta gente se escudó en el no saber lo que sucedía al lado de sus casas. Lo hace como un detective de sí mismo y de su entorno, y puede leerse como un "thriller existencial", como calificó la presidenta del jurado del Premio Alfaguara, Rosa Montero.











Leopoldo Brizuela. Una misma noche. Alfaguara, 2012

Resumen de la editorial:
Leonardo Bazán es testigo involuntario del asalto a una casa vecina. No es un robo usual: lo lleva a cabo una banda organizada, con una logística sofisticada, y hasta un patrullero de la Policía Científica. Pero lo que más perturba a Bazán es el recuerdo de una experiencia similar -de la que también fue testigo junto a sus padres- ocurrida en esa misma casa en 1976, a poco de iniciada la dictadura militar en la Argentina.
El trauma de aquella noche pareció caer en el olvido; pero ahora Bazán siente que debe escribir para entender y salvarse. ¿Cómo actuaron exactamente él y sus padres y cómo juzgar hoy esas reacciones? ¿Cómo es posible que una estructura criminal, montada décadas atrás, todavía exista y que la gente siga reaccionando de la misma manera, con el mismo miedo?
Narrada como el cuaderno de notas de un detective que, pista tras pista, se indaga a sí mismo y se expone al crimen organizado, Una misma noche es una novela de suspense que explora el rol de los ciudadanos enfrentados a las formas más brutales y secretas del poder. Y reflexiona sobre la intolerable conciencia de nuestra propia cobardía. Un texto a un tiempo íntimo y político, confesional, potente, misterioso, destinado a perdurar.


La ingratitud. Matilde Sánchez


Me costó muchísimo seguirle el ritmo a esta novela. Terminarla aún más. Me había gustado la novela que leí antes de Matilde Sánchez, así que volví a ella.

Esta aborda temas que siempre me atraen: la familia, el padre, la argentinidad, cómo el país se va acomodando en nuestro interior, nos va moldeando, metiéndose en nuestras vidas que, tontamente, suponemos íntimas, cuando son tan políticas. El exilio, no el épico, sino el de una mina que se "escapa" de este lado del océano por razones muy diferentes a los que nuestros mayores se vinieron a "hacer la América".

Es decir, que en principio, la novela está bien. Sin embargo, costó mucho. Tal vez, especialmente, porque no logré empatizar con la narradora. ¿Volveré?












Matilde Sánchez. La ingratitud. Mardulce, 2011 (1990, 2011)

Resumen de la editorial:
Se puede dividir a los escritores en dos grupos. Unos alcanzan su estilo propio, su mirada personal, de libro en libro, con el aprendizaje y el paso del tiempo. Otros, con su primera novela irrumpen como escritores hechos, como si comenzaran ya sabiéndolo todo. Matilde Sánchez integra, como pocos, este segundo grupo. Y La ingratitud es la prueba más evidente. Primera novela, publicada originalmente en 1990 (ahora en su edición definitiva), en ella se encuentran los rasgos, las preguntas, las maneras que caracterizan la obra de una de las escritoras más talentosas de la literatura argentina contemporánea.
Una protagonista instalada en Berlín Occidental en un clima de fin de época, un padre cada vez más lejano, una serie de amigos circunstanciales y la deriva urbana atravesados, como solo lo logra Sánchez, por la tensión entre intimidad e historia, entre distancia y disolución de la identidad, entre memoria y deseo. Una novela que invita a pensar qué es el exilio desde un punto de vista que hace estallar el lugar común.


La desaparición de Stephanie Mailer. Jöel Dicker


Después de leer dos no-ve-la-zas de Jöel Dicker y de los bombos y platillos que anunciaban esta, sólo se me ocurre una palabra: decepción.

La trama tiene todo para ser una buena historia y se supone que en manos de quien nos dio antes La verdad sobre el caso Harry Quebert y El libro de los Baltimore eso era una garantía. Pero no.

Puede resultar entretenida, un descanso mental en días aciagos pero le falta, sobre todo, la profundidad y empatía que generaron los personajes anteriores. La mayoría de los de esta novela, especialmente los secundarios, resultaron ser un estereotipo "vulgar", de una obviedad abrumadora (el crítico, el ex jefe de policía, la amante chiflada). Si esto quiso ser un guiño irónico del autor, conmigo no lo logró.

Nunca, o casi, le cierro la puerta definitivamente a un autor. Así que volveré a Jöel Dicker alguna vez.

Jöel Dicker. La desaparición de Stephanie Mailer. Alfaguara, 2018
Resumen de la editorial
La noche del 30 de julio de 1994, la apacible población de Orphea, en la región de los Hamptons, asiste a la gran apertura del festival de teatro. Pero el alcalde se retrasa... Mientras tanto, un hombre recorre las calles vacías buscando a su mujer, hasta hallar su cadáver ante la casa del alcalde. Dentro, toda la familia ha sido asesinada.Jesse Rosenberg y Derek Scott, dos jóvenes y brillantes policías de Nueva York,resuelven el caso. Pero veinte años más tarde, en la ceremonia de despedida de la policía a Rosenberg, la periodista Stephanie Mailer lo afronta: asegura que Dereck y Jesse se equivocaron de asesino a pesar de que la prueba estaba delante de sus ojos, y afirma poseer información clave. Días después, desaparece.Así se inicia este colosal thriller, que avanza en el pasado y el presente a ritmo vertiginoso, sumando tramas, personajes, sorpresas y vueltas de tuerca, sacudiendo y precipitando al lector sin freno posible hacia el inesperado e inolvidable desenlace.

Canadá. Richard Ford


Ya sabía yo que Richard Ford era un autor que se quedaría conmigo. Disfruté muchísimo con Canadá, porque tiene casi todas las cualidades de las novelas que me dejan huella: tiene ritmo, una gran mano escribiendo, una historia familiar, un personaje que conmueve por muchas razones, entre otras, la humildad.

Hay algo en la literatura estadounidense de esta generación que Ford comparte con Paul Auster que siempre termina metiéndoseme bajo la piel.















Richard Ford. Canadá. Anagrama, 2014 (2012)

Resumen de la editorial:
Dell Parsons tiene quince años cuando sucede algo que marcará para siempre su vida: sus padres roban un banco y son detenidos. Su mundo y el de su hermana gemela Berner se desmorona en ese momento. Con los padres en la cárcel, Berner decide huir de la casa familiar en Montana. A Dell, un amigo de la familia le ayudará a cruzar la frontera canadiense con la esperanza de que allí pueda reiniciar su vida en mejores condiciones.
En Canadá se hará cargo de él Arthur Remlinger, un americano enigmático cuya frialdad oculta un carácter sombrío y violento. Y en ese nuevo entorno, Dell reconducirá su vida y se enfrentará al mundo de los adultos.
Una bellísima y profunda novela sobre la pérdida de la inocencia, sobre los lazos familiares y sobre el camino que uno recorre para alcanzar la madurez.